Schiaparelli alta costura: un seductor pasodoble entre la nostalgia y la vanguardia

Cosmic Couture es la colección SS24 de Schiaparelli y ha inaugurado la Semana de la Alta Costura de París

Cada diseño es algo así como una partitura emocional a donde se fusionan los recuerdos de Daniel Roseberry con la artesanía de la alta costura, creando un conjunto de piezas que no solo visten, sino que narran historias.

Este viaje celestial a través de la moda de alta costura no solo rinde homenaje a la fascinación de la familia Schiaparelli por el espacio, sino que también resalta la filosofía de la Maison: la combinación magistral de elementos aparentemente opuestos para crear algo nuevo y sorprendente.

Te invito explorar esta ecléctica mezcla de nostalgia y vanguardia que transforma cada prenda en una obra maestra con vida propia.

Melodía biográfica

Permíteme que te pida que imagines cada puntada de esta colección de Daniel Roseberry como una línea en el diario personal del diseñador.

Cada pieza cuenta una historia íntima, un diálogo emocional entre el pasado y el presente. Lo que fue, sus recuerdos y lo que es hoy. Sus herramientas de niño y adolescente y sus herramientas como diseñador.

Y es que esta colección es una enciclopedia de recuerdos meticulosamente bordados. Desde la fascinación astrológica de los Schiaparelli hasta la reinterpretación de códigos personales, como llaves y cintas métricas, la colección es un concierto visual que conecta con las experiencias del diseñador.

Cada prenda es una obra de arte única que fusiona la herencia de Elsa Schiaparelli con la visión contemporánea del diseñador, conectando el pasado con el presente en un diálogo encantador. La colección es más que moda; es una experiencia cósmica que trasciende el tiempo y el espacio.

Artesanía que respira vida

¿Quién dijo que la moda no tiene alma? Fíjate bien, estamos ante prendas que son algo más que testimonios de la maestría artesanal.

La meticulosidad de la alta costura se revela a través de técnicas artesanales como el encaje guipur sobre bordado, aplicaciones de terciopelo y encaje, y flecos de chenilla cortados y bordados a mano.

Estos elementos clásicos se entrelazan con formas y patrones contemporáneos, como el vestido “Transparent black mesh corset,” donde la técnica ancestral se fusiona con una estructura “exoesquelética” moderna. El “Robot dress” que deslumbra con cristales Swarovski.

Diseños que parecen respirar y latir. Alma y esencia.

La armonía en la contradicción

La colección SS24 de Schiaparelli es un elaborado estudio en contradicciones armoniosas. Es un juego en el que lo tradicional baila con lo futurista.

Esta maravillosa dualidad crea un equilibrio perfecto entre lo terrenal y lo celestial, provocando una montaña rusa de emociones.

Desde el contraste entre el cuero vaquero y los bordados de alta costura hasta la fusión de tecnología obsoleta con formas futuristas, cada pieza revela la capacidad del diseñador para reconciliar opuestos y crear algo completamente nuevo.

La dualidad entre lo terrenal y lo celestial se manifiesta en cada atuendo, recordándonos que la moda es un lienzo donde las paradojas dan a luz a la belleza.

Fusionando épocas y estilos: viajando al pasado y al futuro

¿Recuerdas cuando McQueen nos dejó boquiabiertos con su fusión de épocas? Pues la SS24 de Daniel Roseberry nos lleva de nuevo a ese territorio, pero con un toque muy Schiaparelli.

Desde la reinterpretación del icónico vestido de esqueleto hasta la conexión emocional con Salvador Dalí, cada pieza es un tributo a la moda como forma de arte.

Y el diseñador tejano sabe aterrizar sus objetos y la esencia de la maison, a la pasarela moderna.

Sinfonía de emociones

Cada prenda está diseñada para desencadenar emociones. La confianza inspirada por el “Elsa Schiaparelli-inspired dress,” el encanto nostálgico del “Vintage-inspired domed tube necklace,” y la fascinación provocada por el “Creature dress” son experiencias emotivas que transforman la moda en un diálogo emocional.

Unimos generaciones, viajamos en el tiempo y en el arte y nos unimos a la exquisita fusión presentada.

Esta deslumbrante colección no solo habla de tendencias, sino que las redefine, marcando un hito en la intersección de la moda, la artesanía y la innovación.

Las 5 claves de Schiaparelli para el SS24

Aquí están las tendencias más destacadas de Cosmic Couture.

Fusión retrofuturista:

Daniel Roseberry ilustra magistralmente la fusión de épocas, fusionando elementos retro con toques futuristas. Desde el “Motherboard-and-strasse microchip dress” hasta el “Transparent black mesh corset,” cada pieza es un tributo al pasado y una visión del futuro, ofreciendo un viaje en el tiempo con un toque Schiaparelli.

Esta tendencia nos recuerda la audacia de diseñadores visionarios que jugaron con la nostalgia y la innovación.

El Cowboy Couture reinventado:

La reinterpretación de elementos vaqueros y referencias a Texas añade un toque terrenal y auténtico a la alta costura.

Desde el “Black vinyl jacket” hasta el “Crocodile-effect embossed patent white leather cowboy boots,” la colección manifiesta el poder de la moda a la hora de transformar lo cotidiano en algo extraordinario, mostrando que el estilo del vaquero no tiene límites.

Embrace del exoesqueleto:

Photo courtesy by Schiaparelli

La presencia de estructuras “exoesqueléticas” en diseños como el “Transparent black mesh corset” y el “Strawberry volume skirt” superan nuestras expectativas.

Estas piezas, totalmente cubiertas de detalles en tonos dorados y piedras preciosas, reflejan una visión futurista y una habilidad única para incorporar elementos inesperados en la alta costura. Hablamos de una tendencia que apunta hacia una moda que va más allá de los límites convencionales.

Fascinación biográfica:

La conexión emocional del diseñador con sus recuerdos se traduce en códigos personales que incorpora en cada diseño.

Desde la clave, la cinta métrica hasta partes anatómicas, las prendas se convierten en capítulos vivos de la vida del creador.

Esta tendencia destaca la importancia de la narrativa personal en la moda, brindando una experiencia única para el espectador.

Arte electrónico:

La inclusión de tecnología obsoleta, como el “Motherboard-and-strasse microchip dress,” celebra la nostalgia tecnológica y resalta la capacidad del diseñador para abrazar lo pasado y presentarlo de una manera sorprendentemente vanguardista.

La incorporación de arte electrónico en la moda abre un nuevo camino creativo, conectando el mundo analógico y digital.

Cada tendencia captura la esencia de la alta costura, llevándonos más allá de lo convencional y sumergiéndonos en un cosmos de estilo único y audaz.

0